El Efecto en la Democracia

Las presiones pro-impuestos para pensiones y sanidad del creciente lobby pro-jubilados podrían dañar gravemente la democracia y la economía en el futuro

El deseo principal del votante jubilado o a punto de serlo suele ser que la población activa (menguante) transfiera más recursos a la población jubilada (creciente), lo que augura impuestos crecientes y otros efectos económicos que pueden desnaturalizar la democracia.

(*) NB. El dato de 1977 en el gráfico incluye a los españoles de 18 a 20 años, para comparar de forma homogénea con el resto de años, si bien en 1977 era necesario tener al menos 21 años para poder votar.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Fundación Renacimiento Demografico